Historia


  • 1873-1874. Primera República
    • Total billetes: 5 (160-156)
    • Historia del billete

El 1 de julio de 1874 (billete nº 156 y 159) se emite la primera emisión de papel moneda que expresa su valor en pesetas, destinada a su circulación en toda España y coincide con la concesión al Banco de España de la exclusividad del derecho a emitir billetes, hasta entonces compartido con otros Bancos provinciales. Por primera vez se introducen las palabras “El Banco de España pagará al portador”, suprimiéndose las palabras “en efectivo” que se imprimían en anteriores emisiones de papel moneda.

Las 25 (billete nº156) pesetas  del 1 de  Julio   de 1874  constituyen  el primer billete en  papel emitido en pesetas, desde que ésta fuera  declarada en  1868 como unidad   monetaria de España

 

  • 1874-1885.          Alfonso XII
    • Total billetes: 31 (155-125)
    • Historia del billete

 

El Banco de España, único de emisión
Con el decreto de ley de 19 de Marzo de 1874, se le da al Banco de España el privilegio único de emisión de billetes para to el país. EN 1884 el Banco de España tenía 47 sucursales abiertas, y fue entonces cuando consiguió verdaderamente la circulación nacional.

La creciente demanda de billetes para las transacciones obligó al consejo del banco a ampliar el círculo de sus proveedores. A partir de 1876 se empieza a alternar con los talleres del propio banco en la confección de billetes. EN 1884 el banco termina las relaciones con la casa americana y reorganiza su departamento de fabricación dotándole de nuevos medios. Sin embargo, los billetes no alcanzan la perfección y condiciones de seguridad exigidas

 

Todos los billetes la serie de enero de 1875(billete nº 151) se encarga a una empresa inglesa, por superarse la capacidad de producción de los talleres del Banco. Se utilizó diferente grosor para cada uno de los billetes de la  serie. En este billete, aunque la I República había caído un año antes, se utilizaron elementos de diseño de corte republicano.
Billete nº 150 y 148 emisión 1 julio 1876.

Los 5 billetes (billete nº 143) de la emisión del primero de enero de 1878 llevan matriz en cada uno de los lados de sus anversos y banda de tarlatana en el izquierdo del reverso. Verticalmente, al lado de la matriz, se incrustaba bajo presión una tira de malla de hilo para seguridad.

En la emisión de enero de 1884(billete nº 134), pese al buen trabajo realizado por la empresa de Nueva York, y debido a su similitud con los billetes de Estados Unidos y errores  en la numeración, no se volvió a trabajar con ellos. Se fabricaron 150.000 billetes que circularon entre 1889 y 1911.Toda la emisión de enero de 1884 está dedicada al político liberal Juan Álvarez Mendizábal, Ministro de Hacienda en 1835.

EN la emisión 1 julio 1884 (billete nº 127) se utilizó un papel fabricado por Oseñalde que tenía la patente de malla de hilo incrustada, que se introducía en el papel.

 

  • Reinado de Alfonso XIII
    • Regencia de María Cristina de Habsburgo (1885-1902)
        • Total billetes: 15 (124-110)

En octubre de 1886 (billete nº 122 y 124) el Consejo del Banco de España decide la creación de un modelo único de billete para que no haya tantas diferencias entre las distintas emisiones. Se escoge el busto de Francisco de Goya, pintado por Vicente López.

En julio de 1893 (billete nº 116) es la Primera serie de billetes fabricada en los nuevos talleres del Banco de la Plaza de Cibeles de Madrid, inaugurados en el año 1891. Todos los billetes usan la misma imagen de Jovellanos en el anverso.

El billete nº 112 fue una serie emitida en junio 1898 aprovechando las planchas de 1893, con el reverso diferente. Se fabricaron 2 millones de billetes que se pusieron en circulación en diciembre.

El billete nº 110 fue uno de los últimos billetes con restos de la matriz de procedencia que se aprecia a la izquierda en el anverso y con restos de la gasa a la derecha en el reverso.

 

    • Periodo constitucional (1902-1923)
        • Total billetes: 15 (109-95)

 

En noviembre de 1902 (billete nº 108) es el primer billete que no tenía matriz. Se utilizó un papel francés con un alto contenido en materias químicas y de poca fibrosidad.  Una vez impreso se le pasaba por una máquina estriadora lo que provocó que se deteriorase con facilidad. Este sistema se dejó de utilizar.

El billete de 500 (billete nº 106) de 1903 Se trata de un billete de aspecto atípico pero muy bello. La facilidad de este billete para ser falsificado junto con la mala relación entre el dibujante y el grabador hizo que a los cinco meses de su circulación fueran retirados.

En 1905 (billete nº 105) por primera vez se colocaba numeración en el reverso. Para su impresión se utilizó una nueva máquina alemana “Hummel”, lo que originó muchos contratiempos.

En junio de 1906 (billete nº 104)  fue el primer billete encargado a la casa inglesa Bradbury, Wilkinson&Co. Se empleó el sistema multicolor Duplex en el anverso, que ganó fama de infalsificable. Se convierte en el único proveedor del banco hasta la guerra. La rapidez, calidad y garantías técnicas de los nuevos billetes dotan a los billetes de gran estabilidad. En este periodo el banco puede ver cumplido su antigua deseo de contar con emisiones de reserva en cantidades suficientes para atender cualquier necesidad inmediata.

En los billetes emitidos en enero 1907 (billete nº 101) se empleó un papel muy grueso, de procedencia inglesa,  motivo por el cual producen un importante "carteo" (sonido característico que se origina al agitarlos).

Los billetes de 1907 (billete nº 96 y 97)  Todos los billetes de esta emisión son de gran calidad, considerándose una de las mejores emisiones del Banco de España.

 

    • Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930)
        • Total billetes: 10 (94-85)

 

Emisión de 1925 (billete nº 93) aparecía Carlos V en el anverso Se emitieron 5 millones de ejemplares y estuvo en circulación hasta 1939.

El billete nº 91 se emitió en 1927 con el anverso de Alfonso XIII y Palacio Real de Madrid .Se tiraron diez millones de ejemplares y no entró en circulación hasta agosto de 1929 y hasta el final de la guerra civil. En la República los billetes fueron estampillados con un sello oval con la leyenda “República Española”. El billete nº 90 de julio de 1927 tenía en el Anverso a Isabel la Católica y el Patio de los Leones y en el Reverso a Escudo de los Reyes Católicos.

Los billetes de 1828, el de 50 pesetas (billete nº 88) tiene en el anverso a Diego de Silva Velázquez y  Museo del Prado de Madrid y en el reverso “La Rendición de Breda” (D. Velázquez). El billete nº 89 de 25 pesetas en el anverso a Pedro Calderón de la Barca y su monumento en la Plaza de Santa Ana, Madrid y en el reverso “La devoción de la cruz” (Domingo Guzmán).

 

  • 1931-1936           Segunda República
        • Total billetes: 17 (84-68)

El 23 de julio de 1931 el presidente del Gobierno provisional de la República decreta lo siguiente:

  • El Banco de España procederá a realizar nuevas emisiones de billetes en los vuales figurarán emblemas y alegorías a la república.
  • Para revalidad los billetes actuales, que habrán de ser recogidos totalmente cuando se disponga de las nuevas emisiones, el Banco de España estampillará los que posee en sus cajas con destino a la circulación, así como los billetes circulantes, pudiendo ser presentados éstos por sus poseedores o por mediación de las entidades bancarias.
  • Las operaciones de estampillado comenzarán el día 10 del próximo mes de agosto, señalándose el plazo máximo de tres meses para efectuarlas.
  • A partir del 10 de septiembre el Banco de España no entregará billetes que carezcan de estampilla.
  • Desde el 20 septiembre, en las oficinas públicas no se admitirán para el pago billetes sin estampillar.
  • EL Banco de España dictará las normas de régimen interior con el público a que ha de sujetarse el estampillado.
  • La estampilla se ajustará al modelo presentado por los peritos del Banco y de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, previamente aprobado por el gobierno.

Con la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, el nuevo gobierno se encuentra con la urgencia de emitir su nueva moneda circulante para garantizar su autoridad.
En abril de 1931(billete nº 81), debido al cambio político en España, el nuevo Gobierno Republicano presidido por Don Niceto Alcalá Zamora, imprimió billetes de 500 pesetas. Tiene la particularidad de ser uno de los primeros del régimen Republicano, aunque no incorpora su simbología.

En los años treinta se produce una gran subida del precio de la plata, por lo que el Gobierno Republicano comenzó a retirar las monedas de plata. En su lugar emitió billetes (billete nº 78) de 5 y 10 pesetas, conocidos como “certificados de plata”
En noviembre de 1936 fue la primera emisión de billetes realizada por el Gobierno de los sublevados en Burgos. EL billete nº 68 con el reverso de El Alcázar de Toledo desde el puente de Alcántara. El nº 74 con el Anverso del  Escudo de España, sin águila.

 

  • 1963-1939 Guerra Civil
        • Total billetes: 17 (67-51)

 

El Bando de España durante la Guerra Civil
EL Banco de España, de acuerdo con la Comisión de Hacienda del Gobierno Nacional, ANUNCIA EL 7 DE NOCIEMBRE DE 1936 QUE NO SERÍAN RECONOCIDOS LOS BILLETES PUESTOS EN CIRCULACIÓN POR EL gobierno DE LA República con posterioridad al 18 de Julio y que los anteriores deberían ser estampillados. Los billetes estampillados, mediante sello seco, circularon en zona nacional hasta el 15 de Mayo de 1937, en que fue dada la orden de retirada al canjearse por los de la emisión de 21 de noviembre de 1936. El Gobierno de la República prohibió la tenencia y circulación de los billetes con estampillado nacional. El Estampillado de los billetes era una medida de urgencia. EL consejo acordó la emisión de nuevas series de billetes, las cuales fueron encargadas a las fábricas de Londres, que se negaron y siguieron suministrando billetes a la zona republicana. Ya el 28 de octubre había acordado el consejo de Burgos, donde se había instalado temporalmente la capital de la zona nacional, iniciar gestiones con la casa “Giesecke y Devrient”, de Leipzig, que fructificaron el 21 de Noviembre en un encargo de billetes provisionales de 1000, 500, 100, 50 y 25 pesetas

 

Emisiones de la zona republicana
La mayoría de las series de billetes que el Banco de España tenía guardadas como reserva, fueron puestas en circulación durante la guerra por las autoridades republicanas. La circulación de billetes, como consecuencia de la inflación desatada en la zona, crecía vertiginosamente, por lo cual fue necesario acudir a nuevas emisiones. Debido a las dificultades en los transportes, a causa de la guerra, el Banco de la zona republicana se vio obligado a constituir depósitos de los billetes de nueva fabricación en Barcelona, Valencia, Cartagena, Albacete y Agencia en París. 

En diciembre de 1937 Ante la escasez de moneda fraccionaria, y de forma paralela a las emisiones en Alemania, el Gobierno de Franco encargó a otro país amigo, Italia, la fabricación de billetes de pequeño valor. El Gobierno de la República decidió la emisión de unos “certificados provisionales de moneda divisionaria” de 50 céntimos (Billete nº64), 1 y 2 pesetas.

La escasez de moneda divisoria, al desaparecer las de plata de 1 y 2 pesetas, forzó al gobierno de la zona nacional a emitir estos billetes (nº 60).

La emisión de mayo de 1939 (billete nº 50) la casa alemana fabricante de los billetes retrasó su envío por lo que tuvo que ser enviada por avión. Su última remesa fue enviada vía Italia por mar.

El billete nº53 de julio de 1938 Es el primer billete de 5.000 pesetas emitido por el Banco de España. Sin embargo, nunca llegó a ser puesto en circulación, pues las tropas nacionales ocuparon la capital catalana el 26 de enero de 1939

 

  • 1939-1975           Dictadura Franquista
    • Total billetes: 38 (50-13)

 

El Banco de España, reconstitución y normalidad
Los ingentes problemas monetarios que España tenía planteados al final del conflicto comenzaron a resolverse con el Ley de Desbloqueo de 7 de diciembre de 1939, dictada por Larraz, que restablece con acierto la normalidad en los pagos en el interior del país y sienta las bases para la reconstrucción del Banco de España y consiguiente liquidación monetaria de la guerra.

El 13 de marzo de 1942 se dicta la ley que fusiona los balances del Banco de España en dos zonas y regulariza su funcionamiento unificado.

El estallido de la II Guerra Mundial en septiembre de 1939, aumentó las dificultades de aprovisionamiento de billetes del exterior y llevó al Banco, tras el vano intento de formar una fábrica de billetes con capital privado, a contratar exclusivamente con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. El trabajo que pesó sobre la Fábrica fue, desde el primer momento, abrumador. Además de las grandes cantidades de “billetes divisionarios” que hubo necesidad de emitir por falta de moneda metálica, se hacía preciso atender las necesidades de una circulación siempre creciente.

La Fábrica no regateó esfuerzos para proveer al Banco de los billetes que le eran demandados por el público, con garantías técnicas que han permitido una gran estabilidad en la circulación, e incluso los antiguos deseos de la Administración del Banco de contar con emisiones de reserva se han visto cumplidos.

El billete nº 50 emitido en enero de 1940 con el anverso de Juan de Herrera y Patio de los  Evangelistas (San Lorenzo del Escorial) y el reverso: Escudo de España

El billete de 5 pesetas de septiembre de 1940 (billete nº43) circuló hasta el año 1971, y  su larga vida fue debida a la desaparición de los "duros" de plata, que salieron de circulación durante la guerra civil.

En octubre de 1940 (billete nº 41) fue la primera emisión que realiza la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.  Utilizado papel inglés procedente de la casa Samuel Jonés.

El billete nº 38 emitido en junio 1945 tiene en el anverso a Isabel la Católica y en el reverso el Mapa de América Central de los territorios explorados por los españoles a principios del siglo XVI

En febrero de 1946 (billete nº35) se trata de la primera emisión realizada por la FNMT tras el Decreto de 24 de junio de 1941, que le otorgaba la exclusiva para la fabricación de los billetes españoles.

Billete emitido en noviembre 1951 (billete nº25) asociado al franquismo en la memoria colectiva del pueblo. En el reverso las armas que el caballero veló en el episodio de la venta.50 41 38

En julio de 1953 (billete nº21) es el último billete que el Banco de España emite con el valor de 1 peseta. A partir de este momento, sólo se acuñará moneda metálica por ese importe. 
(Billete nº17) El color verde fue el clásico de los billetes de 1.000 pesetas, conocidos vulgarmente como “boniatos”, “talegos” o “lechugas”. También fue la base para denominar a un millón de pesetas con el apelativo de un kilo, justo lo que pesaba el millar de billetes puestos unos encima de otros.

Último billete (billetenº16) emitido en noviembre de 1965 de 100 pesetas impreso en España. En el anverso aparece también la escenificación de una de las rimas del Poeta.

 

  • 1975-2014 Reinado Juan Carlos I
        • Total billetes: 12 (12-1)

El Banco de España, Monarquía
En esta época la FNMT va normalizando los tamaños de los billetes haciéndolos más pequeños y rectangulares, con tamaños decrecientes según sus valores.

El billete de 500 pesetas emitido en febrero 1976 (billete nº11) está dedicado a Carlos III, bajo cuyo reinado fue creado el primer banco nacional.
Octubre de 1979 (billete nº 9) fue la  primera emisión de la nueva Monarquía Española, en su billete de 5.000 pesetas es la primera vez que aparece Juan Carlos I.

En septiembre de 1985 (billete nº5) En el reverso aparece una perspectiva del Monasterio del Escorial y la leyenda, escrita y firmada por el Príncipe Felipe, “…que todos y cada uno, desde el puesto que nos corresponde, podamos cumplir nuestra misión en la paz, en la libertad y en la justicia, para el engrandecimiento de nuestra Patria”

Del billete de 2000 pesetas emitidos en 1992 (billete nº 4) existen dos diseños con ligeras diferencias: El primero, que se puso en circulación en mayo de 1993, y el segundo, puesto en circulación en noviembre de 1995, que se diferencia del primero en la eliminación de la numeración horizontal y se le aplicó un color rojo más intenso. Estas diferencias dieron lugar a confusión, considerándolos falsos al principio de su circulación. En el reverso de ambos diseños aparece también una reseña con letras de imprenta de la bibliografía de Celestino Mutis.

La serie de octubre de 1992(billete nº 1 y 3) fue dedicada al Quinto Centenario del Descubrimiento de América, es la última emisión de billetes de peseta antes de la llegada del Euro en el año 2002.