billetes de la peseta DE LA DICTAURA FRANQUISTA

HISTORIA DE LOS BILLETES DE LA PESETA DE la dictadura


 

El Banco de España, reconstitución y normalidad
Los ingentes problemas monetarios que España tenía planteados al final del conflicto comenzaron a resolverse con el Ley de Desbloqueo de 7 de diciembre de 1939, dictada por Larraz, que restablece con acierto la normalidad en los pagos en el interior del país y sienta las bases para la reconstrucción del Banco de España y consiguiente liquidación monetaria de la guerra. 

El 13 de marzo de 1942 se dicta la ley que fusiona los balances del Banco de España en dos zonas y regulariza su funcionamiento unificado. 

El estallido de la II Guerra Mundial en septiembre de 1939, aumentó las dificultades de aprovisionamiento de billetes del exterior y llevó al Banco, tras el vano intento de formar una fábrica de billetes con capital privado, a contratar exclusivamente con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. El trabajo que pesó sobre la Fábrica fue, desde el primer momento, abrumador. Además de las grandes cantidades de “billetes divisionarios” que hubo necesidad de emitir por falta de moneda metálica, se hacía preciso atender las necesidades de una circulación siempre creciente. 

La Fábrica no regateó esfuerzos para proveer al Banco de los billetes que le eran demandados por el público, con garantías técnicas que han permitido una gran estabilidad en la circulación, e incluso los antiguos deseos de la Administración del Banco de contar con emisiones de reserva se han visto cumplidos.

El billete nº 50 emitido en enero de 1940 con el anverso de Juan de Herrera y Patio de los  Evangelistas (San Lorenzo del Escorial) y el reverso: Escudo de España

El billete de 5 pesetas de septiembre de 1940 (billete nº43) circuló hasta el año 1971, y  su larga vida fue debida a la desaparición de los "duros" de plata, que salieron de circulación durante la guerra civil.

En octubre de 1940 (billete nº 41) fue la primera emisión que realiza la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.  Utilizado papel inglés procedente de la casa Samuel Jonés.

El billete nº 38 emitido en junio 1945 tiene en el anverso a Isabel la Católica y en el reverso el Mapa de América Central de los territorios explorados por los españoles a principios del siglo XVI

En febrero de 1946 (billete nº35) se trata de la primera emisión realizada por la FNMT tras el Decreto de 24 de junio de 1941, que le otorgaba la exclusiva para la fabricación de los billetes españoles. 

Billete emitido en noviembre 1951 (billete nº25) asociado al franquismo en la memoria colectiva del pueblo. En el reverso las armas que el caballero veló en el episodio de la venta.50 41 38

En julio de 1953 (billete nº21) es el último billete que el Banco de España emite con el valor de 1 peseta. A partir de este momento, sólo se acuñará moneda metálica por ese importe.  
(Billete nº17) El color verde fue el clásico de los billetes de 1.000 pesetas, conocidos vulgarmente como “boniatos”, “talegos” o “lechugas”. También fue la base para denominar a un millón de pesetas con el apelativo de un kilo, justo lo que pesaba el millar de billetes puestos unos encima de otros.

Último billete (billetenº16) emitido en noviembre de 1965 de 100 pesetas impreso en España. En el anverso aparece también la escenificación de una de las rimas del Poeta.